• Argentina
  • Bolívia
  • Brasil
  • Chile
  • Colômbia
  • Costa Rica
  • Cuba
  • Equador
  • El Salvador
  • Guatemala
  • Honduras
  • México
  • Nicarágua
  • Panamá
  • Paraguai
  • Peru
  • República Dominicana
  • Uruguai
  • Venezuela
Chile
Chile – Brasil: dos vidas y una tradición - Parte IV

Por Fabiola Perez* – Parte IV - Última. Veja todas as Partes no PORT.A.L.


Adaptación y superación 

"Cuando llegamos a la nueva casa, solo teníamos un colchón, fue la primera cosa que compramos", enfatiza Nubia. Con los ojos expresivos y las manos siempre en movimiento, Nubia cuenta cada detalle, desde que empezaron a comprar los muebles. De acuerdo con ella, el principio de la vida en el nuevo país fue muy distinto de la rutina que estaban acostumbrados a llevar en Chile. 

Entre sonrisas, Nubia cuenta que cuando llegaron a una tienda de electrodomésticos, el dueño hizo un acuerdo para que pudieran pagar todo a plazo. "Así, llevamos un televisor, una cama entre otras cosas que necesitábamos", explica. "Hicimos las compras en el fin de semana y el martes todo ya estaba en nuestra casa", conmemora. Según Nubia y Héctor esto no sería algo posible en aquél mismo periodo en Chile, porque la difícil situación política influenciaba todos los sectores, principalmente la microeconomía,  retrasando la entrada y salida de muchas mercancías.

Después de la organización de la nueva vida, vinieron los desafíos diarios de estar en otro país, sin amigos, parientes o alguien a quién pudieran recurrir en momentos de dificultad. Los primeros lazos de amistad surgieran en el trabajo de Héctor. "Una vez, uno de los empleados de la compañía me dijo: puedo ver en ti a mi padre??", cuenta.

En este período muchos latinoamericanos también vinieron intentar conquistar una vida mejor, con más libertad en Brasil, principalmente, el pueblo chileno que estaba pasando por un de los regímenes militares más intensos de Latinoamérica. Con este escenario no fue difícil encontrar por el camino otras personas con un pasado semejante para dividir los mismos desafíos.
 
Desafíos y reconocimiento

De acuerdo con los principales documentos de la dictadura militar en Brasil, el desarrollo económico ha encontrado sus niveles más expresivos en estos tiempos. Así, los años 1980 fueron marcados por el progreso tecnológico. En este contexto, muchas empresas de tecnología se desarrollaron en las ciudades metropolitanas del país. Una de ellas fue la compañía Siemens, dónde Héctor consiguió su segundo empleo. 

Dos años después de quedarse estable en la primera empresa que empezó a trabajar en Brasil, Hector fue demitido, pero por medio de un clasificado en un periódico fue nuevamente llamado para hacer una entrevista. De esta vez, sería para trabajar en una compañía internacional. ?Cuando me dí cuenta, estaba trabajando como gerente de Ingeniería?, se acuerda Héctor. Algunos meses después de su inicio en la compañía, Héctor fue  enviado a Alemania para presentar un proyecto de su propia autoría. Si a los empresarios le gustaba, ganaría un premio. Pero, todavía no sabía de que se trataba. 

Así que Héctor finalizó la presentación del proyecto, los empresarios de Siemens, de Alemania, hablaron que venían en la idea algunos puntos que no estaban muy bien aclarados. "Cuando me dijo esto, pedí que identificase todo lo que creía que no estaba bien y pasé a contestar todos los fatos que me fueron apuntados y al final de la reunión me dijeron que el proyecto finalmente había sido aprobado con éxito", explica. "No tenía palabras para describir el momento", añade él. 

Como premio por el trabajo, Héctor fue invitado a visitar algunos países de Europa durante 15 días de vacaciones. "Pude conocer países como España e Italia, como soy apasionado por las artes y por la literatura; para mi fue una gran oportunidad de conocer además de los paisajes que yo solo conocía por medio de mis libros", relata. 
 

Gratitud 

Finalmente al final de los 15 días de vacaciones por Europa, Héctor volvió a Brasil ya con otra visión, con más experiencia de vida. Para su sorpresa, cuando volvió a trabajar acá, la empresa nuevamente decidió ayudarlo a enfrentar otro desafío. "Uno de los ingenieros jefes de la compañía me hizo una propuesta, preguntándome cuánto dinero yo necesitaba para comprar mi casa", cuenta. "Fue gracias a esta ayuda que conseguí comprar mi actual casa, en la ciudad de Jundiaí", añade satisfecho. Héctor revela que le gusta vivir en una ciudad vecina de São Paulo, pues es más confortable y tranquila y al mismo tiempo posee las oportunidades de trabajo cerca. 

Para el chileno, las personas tienen que buscar  otras realidades, son ellas las responsables por la creación de mejores condiciones de vida. "Aprendí que es necesario tener una mente para triunfar, porque cuando estamos fuera de la propia patria y no podemos volver para los brazos de nuestras madres, estamos solos en el mundo y con el desafío de resistir a las más distintas situaciones", confesa. 

Después de haber estabilizado su vida en Brasil, Héctor tuvo condiciones de tener sus primeros hijos. El matrimoniol tuvo cuatro niños, todos en Brasil. Alexei, hoy formado en Ingeniería Mecánica, Tatiana, en Psicología, Natália y Vânia, que todavía hoy están en la universidad. "Mismo habiendo construido mucha cosa acá, siento falta de la vida en Chile, soy muy patriota y creo que este espíritu siempre me acompañará", recuerda. 

Entre viajes, ahora turísticas para Chile, y tiempos viviendo en Brasil, Héctor, Nubia y toda la familia dividen sus rutinas entre los dos países, experimentando todas sus tradiciones. Actualmente, tanto Héctor como Nubia encontraron actividades profesionales en sus áreas de interés, él actuando como gerente de ingeniería y ella con clases de español.

Mismo en Brasil, toda la familia conserva la memoria de los antepasados, como un símbolo de respeto a las tradiciones y el patriotismo por el país de origen. Casi todas las paredes de la casa preservan las pinturas realizadas por el padre de Nubia y los hijos muestran con orgullo la cultura y el talento del abuelo. Los muebles también llevan un toque de cobre, como es la costumbre en Chile. Así, abajo del mismo techo, viven juntas las dos culturas "chilena y brasileña" unidas por una única familia.

VEJAM TODAS AS PARTES NO PORT.A.L.

* Fabíola Perez es periodista, graduada por la Universidad Presbiteriana Mackenzie y, actualmente, estudia Periodismo Político Nacional e Internacional por la Pontifícia Universidad Católica de São Paulo. E-mail para contato: fabiolaperez_101@yahoo.com.br

 
últimas notícias da categoria:
 
Mais notícias desta categoria:
 
Veja todas as notícias:
 
Envie esta notícia

 Voltar
  • banner_america_latina

© Copyright 2007 / 2007 - Todos os Direitos Reservados